Martes, mayo 30, 2017
Otium

Transmetropolitan

Jorge Oriol 23/07/2016 Cómics
spider_otium

Submit Now

Bienvenido a la calle, déjate arrollar por el momento o ríndete y prepárate para ser arrestado. Cualquiera de esas opciones es adecuada. O quizás prefieras probar un camino nuevo, quizás prefieras buscar información por tu cuenta y convertirte en esa otra Nueva Escoria que la ciudad necesita.

Puedes entrar en El Agujero y leer cada palabra de Spider Jerusalem, saborear con él la sucia decadencia de un mundo vacío de sentido donde sólo existe el ahora, acompañarlo junto a Channon y Yelena, sus asquerosas asistentes, a cada rincón de la ciudad. Pero Warren Ellis (el tipo encargado de dar forma a este mundo) no quiere que bajes a su distopía transhumana y vuelvas con las manos limpias, ninguno de sus personajes está limpio, siempre guardan un rastro de miseria moral que les permite ser humanos. Y este es el punto.

portada5

Spider Jerusalem y sus ayudantes: la Nueva Escoria.

En otras obras, como Star Trek, el transhumanismo, ese paso en el que los humanos, a través de la robótica, la genética y la nanotecnología, se convierten en algo evolutivamente más “avanzado”, te lleva a una consciencia nueva como especie, deshumanizándote de algún modo. En Transmetropolitan, Ellis plantea otra fórmula: hagas lo que hagas con tu cuerpo, incluso aunque lo volatilices en una nube de diminutos robots, seguirás siendo humano, conservarás la vanidad, el humor y la necesidad de contacto. Necesitarás comunicarte.

paginas_transmetropolitan

Las columnas de Spider, un ejemplo para la profesión periodística…

Pero ocurre que la información sin responsabilidad convertirá la ciudad en un lugar sin propósito, arrastrada por la ignorancia del pasado y sólo sensible al estímulo inmediato, cuando casi cualquier cosa es posible no hay elección, no hay duda, sólo índices de popularidad para dejarse arrastrar por el poder. Y cuando todo falla, más necesario que la verdad, es que alguien nos vomite nuestra propia humanidad en el desayuno.

Spider Jerusalem odia todo esto. Por eso es periodista, por eso escribe cada semana esa columna para El Agujero y te enseñará lo sucia que está tu alma.

P.S. De verdad, puede hacerlo, literalmente puede sacarte toda la mi*@da con su disruptor intestinal.

3_eyed_smiley_by_mrpajamasharkman

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Filólogo converso, educador y adorador neófito de Moravec. Con el tiempo desentrañaré los misterios de la física y seré devorado por Shub Niggurath.

Comentarios temporalmente desactivados.

background