Sábado, mayo 27, 2017
Otium

Stargate SG-1

José Óscar H. Sendín 21/12/2015 Series
Stargate_SG1_a8

Puede que alguna vez los hayas visto: programas de TV que exponen y sostienen la teoría de que en tiempos remotos recibimos la visita de extraterrestres. Estos alienígenas ancestrales construyeron, entre otras cosas, las pirámides, y, debido a su avanzada tecnología, fueron venerados por las sociedades primitivas. Por tanto, si nos atenemos a esta premisa, bien podría decirse que Stargate SG-1 está inspirada en hechos reales…

Verás, los teóricos de los antiguos astronautas tienen parte de razón: hay unos bichos alienígenas, los Goa’uld, que hace miles de años vinieron a la Tierra y se hicieron pasar por dioses, casi todos egipcios, con la malvada intención de esclavizar a la raza humana. Fueron expulsados, pero siguen ahí fuera.

Para defendernos de ésta y otras amenazas del espacio exterior, se creó el Comando Stargate, un proyecto secreto de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos cuya principal misión es explorar otros planetas y conseguir tecnología que pueda ser utilizada contra los Goa’uld. Y para ello no necesitan naves en plan Enterprise ni nada por el estilo, sino que se valen de un stargate; es decir, una puerta estelar que había sido desenterrada en la meseta de Guiza. Este artefacto tiene forma de anillo y, cuando se marcan en una determinada secuencia los símbolos que tiene grabados, parece como si se llenara de agua. Y mola tanto que a ver quién resiste la tentación de tocar su superficie con la mano. En realidad, lo que pasa es que abre agujeros de gusanos que conectan la Tierra con otros portales que se encuentran diseminados por la galaxia.

StargateSG1

Entre misión y misión, también queda tiempo para divertirse.

El equipo estrella del Comando Stargate es el SG-1, que está integrado por el coronel Jack O’Neill («con dos eles»), un tipo con un peculiar sentido del humor y fuerte ética militar que es fan de Los Simpson; el doctor Daniel Jackson, un arqueólogo muy listo que descifró los símbolos del stargate; la capitán y astrofísica Samantha Carter, la «MacGyver» del grupo en cuanto a tecnología alienígena se refiere; y el Jaffa Teal’c, un amigable extraterrestre que ha renegado de su «dios» Apofis (un Goa’uld, como seguro que has adivinado).

Durante sus peligrosas misiones de exploración, los miembros del SG-1 viajarán a planetas habitados por culturas humanas más o menos evolucionadas, establecerán contacto con otras razas alienígenas (olvida cualquier imagen preconcebida que tengas de Thor y Loki) y, aparte de luchar contra los Goa’uld, se verán inmersos en toda clase de situaciones, desde anomalías espacio-temporales hasta mundos paralelos, pasando por viajes en el tiempo, encuentros con robots, conspiraciones gubernamentales y casi cualquier cosa que puedas imaginar.

En definitiva: el stargate no es sino una puerta a la aventura. Así que, ¿te atreves a cruzarla? Nunca sabrás lo que te espera al otro lado si no das el paso…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Ingeniero químico, traductor y salmantino. Exinvestigador del CSIC explorando otros mundos aparte de éstos.

Comentarios temporalmente desactivados.

background