Martes, septiembre 26, 2017
Otium

Room-25: escapa o muere

Olmo Cepero 08/03/2016 Juegos
room-25-otium

Si un día te despiertas de un mal sueño, desorientado, con dolor de cabeza y en una habitación blanca y cerrada a cal y canto junto a cinco desconocidos, ninguno de los cuales sabe cómo ha acabado allí, es que has entrado en el juego. Pronto te darás cuenta de que tendrás que darte prisa para encontrar la salida de esta prisión si no quieres morir de inanición o de algo peor.

Room_25

Y no será tarea fácil porque, en realidad, no estás encerrado en una sola habitación, sino en un enorme puzle cúbico de celdas móviles e interconectadas mediante seis salidas en cada una de ellas. Un código de colores marca cada tipo habitación y pronto averiguarás que identificar correctamente el peligro que se anuncia tras cada color puede salvarte la vida. De lo contrario puedes terminar en una habitación cuya trampa mortal acabará inmediatamente con el primer cautivo que esté desprevenido: desde una celda que te cocinará como un pollo asado, hasta otra cuya afilada rejilla te fileteará por completo, pasando por un congelador que hará de ti un bonito muñeco de nieve.

Para salir de este ominoso cubo de Rubik tendrás que encontrar la salida del laberinto aventurándote a entrar en las habitaciones sin saber si será tu último paso o si estás en buen camino. Descubrir el secreto del funcionamiento de esta cárcel será tu única opción para sobrevivir. Para colmo, el laberinto será distinto en cada partida…

room25head

Inspirado en la película Cube (1997), este sencillo y muy divertido juego mantiene la atmósfera claustrofóbica y la tensión que provoca el querer escapar de la prisión antes de que el cubo acabe con todos los jugadores/prisioneros. Para elevar la diversión, la tensión y el nivel de incertidumbre, además de la modalidad cooperativa del juego, donde todos ayudan para encontrar la salida, ofrece una opción de juego para emular las tormentosas y desconfiadas relaciones de los prisioneros. Entre los jugadores habrá “carceleros” infiltrados que, sin revelar su identidad, tienen como objetivo sabotear el plan de fuga.

Si por casualidad un día te despiertas en la prisión de Room-25, te damos un consejo: controla tu miedo y tu ansiedad si quieres escapar de este cubo mortal; y no pierdas de vista a tus compañeros de cautiverio, no vaya a ser que te empujen a la siguiente habitación y se acabe ahí tu partida.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Filólogo hispanista, editor de libros digitales en Literanda y especialista en marketing online. Conectado por ansible a todas las manifestaciones posibles de la ciencia ficción.

Comentarios temporalmente desactivados.

background