Lunes, abril 24, 2017
Otium

La mano izquierda de la oscuridad

Olmo Cepero 02/06/2016 Libros
la_mano_izquierda_de_la_oscuridad

La mano izquierda de la oscuridad (The Left Hand of Darkness – 1969 – Ursula K. Le Guin)

Los humanos somos seres sexuales durante todo el año. A diferencia del resto de mamíferos, los primates superiores no tenemos celo; ¿nunca te has planteado qué pasaría en caso contrario?, ¿cómo nos afectaría el hecho de que la sexualidad estuviera condicionada únicamente por ciclos hormonales?

No queremos confundirte, esto no es una clase de biología, pero sí nos interesan las implicaciones sociales de este planteamiento. Cuestiones idóneas para ser planteadas por la ciencia ficción y que Úrsula K. Le Guin plasmó en esta magnífica y controvertida novela, La mano izquierda de la oscuridad.

En un futuro en el que la expansión humana por el universo le ha llevado a colonizar distantes planetas, la evolución en estos aislados entornos ha dado como fruto sociedades utópicas. Es el caso del planeta Gueden, donde los humanos que lo habitan son, biológicamente hablando, seres hermafroditas y bisexuales. Los guedeninanos poseen un ciclo reproductivo muy determinado en el que son inactivos sexualmente hablando durante tres semanas al mes mientras que la semana restante es la época de celo, denominada kémme, donde pueden ser machos o hembras.

la_mano_izquierda_de_la_orcuridad_767x578

Este cambio está condicionado por la influencia hormonal de su compañero sexual, donde cada uno de ellos se adapta a su pareja desarrollando los genitales oportunos. Ningún individuo tiene la certeza de qué sexo le tocará durante este periodo. En consecuencia, es posible ser tanto el padre de los hijos como darlos a luz, dependiendo del sexo adoptado durante el kémme.

En esta sociedad donde no existe el conflicto sexual las relaciones humanas y sociales son completamente diferentes. No existen las guerras dado que no hay presencia de una dualidad hombre/mujer que divida a la población y los obligue a confrontarse al extraño, al ajeno. Los guedenianos no sienten la necesidad de combatir con el otro porque lo sienten como un igual, la distinción social carece de fundamento en un entorno sexualmente igualitario.

Visitaremos este planeta encarnados en Genry Ai, un enviado de la Federación Galáctica que se verá envuelto en las complejas intrigas políticas de un mundo organizado en torno al prestigio social, no a los conflictos bélicos. Triunfan aquellos que mejor mueven los hilos en la sombra, aquellos que se erigen en la mano izquierda de la oscuridad.

La luz es la mano izquierda de la oscuridad, y la oscuridad es la mano derecha de la luz; las dos son una, vida y muerte, juntas como amantes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Filólogo hispanista, editor de libros digitales en Literanda y especialista en marketing online. Conectado por ansible a todas las manifestaciones posibles de la ciencia ficción.

Comentarios temporalmente desactivados.

background