Sábado, abril 29, 2017
Otium

La dimensión del tiempo libre

Otium 20/10/2015 Vortex
tunel_tiempo_2

Seguramente, habréis oído alguna vez aquello de “el tiempo es oro”. Yo no sé si medir el tiempo en lingotes es apropiado o no; supongo que como tiempo es lo único que de verdad tenemos, no es cosa de ir perdiéndolo tontamente; pero vamos, que eso va a gusto de cada uno.

Lo que sí es cierto es que, a diario, a todo bicho viviente no le queda más remedio que ocupar su tiempo de una forma u otra, dedicándolo a todo tipo de actividades necesarias para vivir. Incluso el ser más perezoso tiene que moverse en algún momento aunque sea para beber agua. Desde luego, entre todas esas actividades ineludibles, unas nos gustan más que otras, claro. El caso es que, sean las que sean, muchas veces estamos deseando terminarlas con el único objetivo de llegar a esa porción de tiempo, a esos momentos en los que, por fin, podemos hacer lo que nos dé la gana, ocupándolos con las cosas que más nos gustan. Por algo se le llama tiempo “libre”.

¡Ah! ¡Ahí empieza lo mejor! Nos zambullimos en esa dimensión del tiempo para disfrutar de las cosas que más nos satisfacen. Y como es “libre” hacemos todo tipo de cosas increíbles: desde tumbarnos panza arriba y no hacer absolutamente nada a construir monumentos famosos con palillos. Lo que sea que nos proporcione algún tipo de placer.
Porque no hay cosa que nos dé más rabia que tener la sensación de haber desperdiciado ese precioso tiempo libre, de no haberle exprimido ni una gota de placer, de habernos aburrido; con lo que nos ha costado conseguirlo.

Como digo, la cosas que uno puede hacer en ese tiempo libre son casi infinitas. Y cada uno puede usarlo como le plazca, claro que sí. Aquí lo único que queremos es compartir contigo algunas muy particulares con las que los habitantes de esta dimensión se lo pasan muy, pero que muy bien. Cosas que puedes disfrutar en solitario o en compañía; cosas sorprendentes, entretenidas y divertidas, de las que hacen volar la imaginación, de las que luego uno habla con sus amigos, exprimiendo hasta la última gota de ese tiempo mucho más valioso que el oro.

Así que pasa, pasa; como si estuvieras en tu casa. Seguro que hay algo para ti…

Licencia Creative Commons

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

La dimensión del tiempo libre. Esa soy yo.

Comentarios temporalmente desactivados.

background