Sábado, abril 29, 2017
Otium

El Eternauta

Jorge Oriol 15/01/2016 Cómics
eleternauta

Una batalla por la humanidad.

Un sencillo guionista de cómics recibe la extraña visita de un hombre que se materializa frente a su mesa de trabajo, proviene de un futuro incierto, donde una nevada mortal cae sobre la tierra. En una buhardilla de Buenos Aires, junto a un grupo de amigos, logra escapar de la muerte blanca que supone la nieve y se propone descubrir el origen de este horror que se cierne sobre la humanidad. Así comienza El Eternauta, una epopeya de dimensiones intergalácticas.

Juan Salvo, Favalli, Pablo y Franco se convertirán en la punta de lanza de la resistencia contra una invasión en escalada de los Ellos, misteriosos seres provenientes de un mundo desconocido, que esclavizan a especies enteras para lanzarlas a la conquista de nuevos planetas, arrojando una sombra de luz y muerte sobre todo, apagando la noche y las estrellas.

El pequeño grupo de Juan Salvo se convierte en la única esperanza de la humanidad en esta apocalíptica historia en blanco y negro, donde predomina la acción y el devenir de los personajes, llevados siempre al límite, sin tregua, seguros de que dudar un solo instante significa la muerte o, si no eres afortunado, convertirte en un hombre-robot, dirigido desde la distancia por un enemigo implacable y desconocido. No hay piedad en los Ellos y sólo existe una salida, buscar la humanidad más allá de uno mismo, trascender y elevarse sobre uno mismo y comprender que todo ser inteligente es un amigo, un aliado contra los opresores, y que en esa alianza se encuentra la libertad.

Pero, ¿qué puede hacer un simple guionista con las terribles aventuras del Eternauta, quién va a creerle cuando intente explicar que se acerca el fin de la tierra? Quizás puedas ayudarle a descubrirlo, busca un hueco en el sofá, protégete del frío, enciende la lámpara y abre el cómic, pero, antes de seguir, asegúrate de que no está nevando.

nevada

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Filólogo converso, educador y adorador neófito de Moravec. Con el tiempo desentrañaré los misterios de la física y seré devorado por Shub Niggurath.

Comentarios temporalmente desactivados.

background