Lunes, agosto 21, 2017
Otium

Buggles: el futuro es de plástico

Jaime Paz Burgos 08/02/2016 Música
buggles

Te amo, señorita robot / Tentación electrónica
Te amo, señorita robot / Programada solamente para complacer

Era música que venía del futuro. Es música que viene del futuro.
Esa es la sensación que tuvimos todos cuando empezó a sonar aquel Video Killed the Radio Star en todas las emisoras y cuando aparecía el videoclip, cuando el videoclip todavía era una extravagancia. La música del futuro.
1979.
Trevor Horn y Geoff Downes (The Buggles) vinieron del futuro y nos contaron lo que habían visto en su viaje en el tiempo. Robots, clones, naves espaciales, estrellas mediáticas, cirugía estética, nuevas tecnologías. Cosas que ahora nos parecen más que normales, o al menos tenemos interiorizadas, hace treinta y seis años eran sencillamente desconocidas para la mayoría de los mortales.
Todo ello lo imprimieron en un soporte de plástico en ocho cortes reproducibles con dispositivos piezoeléctricos, es decir, ocho canciones, reunidas en un LP (larga duración, para que lo entiendan los nativos digitales) al que titularon The Age of Plastic.

Auriculares de cromo cuyas pantallas de video / Mostrarían imágenes de impotencia
Viejos reyes y reinas / Estaciones de radio con sus novedades hechos añicos / Todos sus transmisores derrumbándose con el óxido

Musicalmente hablando se trata de una obra producida principalmente con instrumentos eléctricos y electrónicos (lo que se denominó synth pop estaba en plena efervescencia), efectos de reverberación auxiliares, voces procesadas y exageradamente ecualizadas, vocoders, un despliegue tecnológico que fascinaba. Pero todo ese arsenal tecnológico ya existía en 1979.
Sin embargo, era la temática de las letras lo que realmente venía del futuro, lo que hizo que el disco The Age of Plastic se convirtiera en una pieza única que además de llenarnos los oídos con un sonido totalmente nuevo, nos contaba historias del futuro, ciencia ficción.

Cada día mi amigo metálico / Me saca de la cama a las seis de la mañana

La ciencia ficción en un disco de vinilo. Estábamos acostumbrados a la ciencia ficción en las películas. 1979 fue el año de Alien el octavo pasajero, Mad Max y la primera película de Star Trek para la gran pantalla. Pero The Age of Plastic también nos habló de mundos futuros, de una sociedad futura llena de preocupaciones inútiles, de un mundo hecho de plástico.
Todo en el disco olía a futuro.
Kid Dinamo, Miss Robot, The Plastic Age, Video Killed the Radio Star. Todas son historias del futuro que utilizaban verbos en presente o en pasado. Eso es lo que producía esa sensación de estar en otro tiempo, treinta o cuarenta años en el futuro, cuando la aguja del tocadiscos leía los surcos imprimidos en el disco.
Aquel futuro ya ha llegado. Un joven Trevor Horn del pasado debe de estar entre nosotros.
Estén atentos por si le ven algún día por la calle.

El vídeo mató a la estrella radiofónica / En mi mente y en mi coche / No podemos rebobinar, hemos ido demasiado lejos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre el autor

Librepensador, DJ, experto en comercio exterior, escritor sonámbulo. Acabo de publicar "El Colapso".

Comentarios temporalmente desactivados.

background